Niacina y efecto flush

niacina y efecto flush

El efecto flush o flushing de la niacina es algo habitual en muchas personas que muestran una alta sensibilidad a esta vitamina. Afortunadamente, este efecto solo ocurre cuando suministramos grandes cantidades de la misma en forma de suplemento, por lo que quiero contarte en este artículo cuando sería el mejor momento para tomarla y cuando deberías abstenerte de consumirla por las molestias que pueda causarte.

¿Cuando es bueno suplementarse con niacina?

Uno de los suplementos que tomo habitualmente en las mañanas es el Activize de Fitline. Casualmente, es un complemento alimenticio rico en niacina, aportando 3 veces más de la cantidad diaria recomendada. El Activize aporta 51 mg de niacina por dosis, suficiente como para provocar el efecto flush en muchas personas. A mi por ejemplo me sucede mucho, sin embargo, he aprendido con la experiencia que tomando Activize después de las comidas o reduciendo ligeramente la dosis, el efecto es prácticamente inapreciable. Naturalmente, no es extrapolable para vosotros, pues conozco testimonios de personas que incluso tomando un cazito les pasa.

La suplementación con niacina es buena cuando nuestra alimentación no cubre las necesidades de nuestro organismo, bien por que está desbalanceada o porque presentamos alguna patología que demande más cantidad de lo normal. Con 13 mg de vitamina B3 diarios cubrimos la demanda, pero ¿qué pasa cuando no suministramos esta cantidad o padecemos una enfermedad que se vea beneficiada con la ingesta supletoria de niacina?

A decir verdad, las deficiencias de esta vitamina podríamos afirmar que son desconocidas. Algunos países sí que pueden sufrirla por desnutrición, pero en occidente, rarísimo es el caso. Esto nos despeja las dudas por si alguien intenta justificar la suplementación con niacina, algo que sí sería distinto, es la B12, la cuál si podemos justificar su suplementación.

Aplicaciones de la niacina

La niacina es crucial en la síntesis de coenzimas NAD y NADP. Estos metabolitos participan activamente en reacciones redox (intercambio de electrones) repercutiendo en multitud de procesos endógenos como la síntesis de aminoácidos, metabolismo de lípidos y el correcto aprovechamiento de los hidratos de carbono.

La niacina tiene la particularidad de ser hipocolesterolemiante, ya que inhibe la síntesis de lipoproteínas de muy baja densidad y activa las lipoproteinlipasas en el hígado. Mejora notablemente el ratio de HDL, significando una terapia alternativa para personas que muestran reacciones adversas a las estatinas.

Ejerce efecto antiinflamatorio sobre las células del tejido adiposo y protege a éstas de la oxidación, al estimular la acción de la adiponectina, una hormona íntimamente relacionada con la pérdida de sensibilidad a la insulina. Cuando existe un sobrepeso importante, el oxígeno no es capaz de llegar a las cadenas rezagadas de adipocitos, promocionando una necrosis de las mismas. Es vital recordar que el oxígeno es fundamental en la combustión de ácidos grasos.

La niacina es la cura contra la pelagra, una enfermedad muy dañina que afecta al sistema nervioso entérico y simpático.

Dicho esto, trastornos y patologías que se vean beneficiados con niacina serían:

  • Dislipemias.
  • Resistencia a la insulina.
  • Estrés físico provocado por deportes de alta intensidad.
  • Niveles altos de LDL.
  • Niveles bajos de HDL.
  • Arterioesclerosis.
  • Obesidad.
  • Fotosensibilidad.
  • Dermatitis.
  • Astenia.

¿Cuándo es malo tomar niacina?

Etiquetar con la palabra malo no me parece lo más apropiado, más sabiendo que se trata de una vitamina hidrosoluble cuyo exceso se elimina por la orina. Ahora bien, la vitamina B3 o niacina es muy peculiar y a diferencia del resto de vitaminas del grupo B, presenta algunas indicaciones que hay que considerar.

En primer lugar hay que respetar las dosis. Salvo que su suplementación sea impuesta por un médico, el cuál trabaja con dosis altas (3 a 6 gramos). Para personas sanas que tomen un multivitamínico o deseen complementarse con niacina hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • La niacina está presente en multitud de alimentos (legumbres, carnes, pescados y cereales).
  • Es muy raro que alguien tenga deficiencias de esta vitamina, incluso comiendo malamente.
  • Siempre debe suministrarse en conjunto con el resto de vitaminas del grupo B, siempre.
  • No superar el gramo diario.
  • Hay varias formas de encontrarnos la niacina en suplementos (hexocianato de inositol, niacinamida y ácido nicotínico). La primera no produce efecto flush, eso sí, no es la forma habitual de presentación.
  • Para reducir el efecto flush se puede tomar después de las comidas, mezclarla con mucha agua o reducir la dosis.
  • El efecto flush suele aparecer cuando tomas de golpe más de 20 mg de niacina en forma de ácido nicotínico. Es el caso de Activize.
  • El efecto flush no es perjudicial. Está producido por una pequeña vasodilatación de las vesículas sanguíneas ubicadas debajo de la piel, mediadas por prostaglandinas. Suele aparecer a los 15-20 minutos después de tomar niacina. Dura muy poquito.
  • La niacina debe tomarse con precaución en casos de úlcera gástrica y gastritis. Salvo que venga en formato cápsulas, ya que estas son de liberación lenta al venir con celulosa y envoltura vegetal y se liberan en el intestino.
  • La niacina presenta toxicidad hepática en casos de macrodosis, por encima de los 3 gramos y si se ha hecho durante semanas.
  • Si tienes diabetes, la niacina puede disminuir los niveles de glucosa en sangre.
  • Empeora la sintomatología adversa en pacientes con arritmia cardiaca, sobre todo palpitaciones.
  • La vitamina B3 presente en multivitamínicos y acompañada con otras vitaminas del grupo B es la forma más segura de la misma, descartando en un 99% problemas de salud.

En caso de que os quede cualquier duda, os dejo en este enlace una revisión detallada sobre los efectos adversos de la niacina y sus aplicaciones documentadas científicamente.

Autor »El rincón del sano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.