Mazindol (Sanorex-Mazanor) – El medicamento más potente para adelgazar

Mazindol es otra de las drogas farmacológicas más características dentro del grupo de los estimulantes. Destaca especialmente por ser un fuerte supresor del apetito. Es comercializado bajo el nombre de Sanorex o Mazanor y se utiliza en tratamientos contra la obesidad mórbida y grave.

Función del Mazindol

Se trata de una amina simpaticomimética, que nos hace recordar por su estructura química a la efedrina, con la diferencia de que mazindol es más fuerte y pertenece al grupo de las anfetaminas. Su papel como supresor del apetito le ha otorgado la medalla de oro por ser uno de los principales medicamentos utilizados para controlar la obesidad. Normalmente se recurre al uso de este fármaco cuando el tratamiento dietético, la prescripción de ejercicio y la terapia emocional han fracasado. La vida del paciente está en riesgo.

Aunque se desconocen todos los mecanismos por los que este medicamento es capaz de suprimir el apetito, se sabe que mazindol es eficaz porque actúa inhibiendo la recaptación de catecolaminas, principalmente noradrenalina y serotonina. De este modo, el cuerpo no puede degradarlas para cumplir otras funciones. Es un potente anorexígeno que apaga las ganar de ingerir alimento, tal es su efecto, que algunos consumidores han llegado a confesar sentir asco por la comida durante la ingesta de mazindol.

Sorprendentemente efectivo en personas con índices de masa corporal superiores a 30. Permite la pérdida de 3 a 4 kilos por semana de forma continuada. Cabe decir que su actividad empieza a cesar a partir de los 15 días, proporcionando cada vez menos efecto. El médico como norma general suspenderá el tratamiento a partir de los 60 días, pudiendo prolongarse en algunos casos hasta 90.

Como usar Mazindol y efectos secundarios

Mazindol no deja de ser un estimulante del sistema nervioso central, por lo que su uso no carece de efectos secundarios. La ingesta de este medicamento conlleva un incremento de la frecuencia cardiaca y aumento de la presión arterial. Es aconsejable combinarlo con dieta hipocalórica y la práctica de ejercicio físico si cabe la posibilidad. Es importante tener en cuenta que este medicamento baja los niveles de glucosa ligeramente, pudiendo favorecer la fatiga y el cansancio si realiza algún tipo de actividad física. Debido a la falta de apetito que produce mazindol, muchas personas pueden encontrarse más cansadas de lo normal.

La dosis máxima recomendada de mazindol esta en torno a los 6 mg diarios. El médico le prescribirá tomar 2 mg después del desayuno, unos 15 minutos aproximadamente. Dependiendo de su caso, el doctor puede variar las dosis. Siga sus instrucciones en todo momento.

Mazindol puede provocar irritabilidad, insomnio, pérdidas de memoria, apatía, dolores de cabeza o incluso trastornos de la conducta. Es un medicamento que suele generar dependencia con mucha facilidad, por lo que es importante seguir las pautas indicadas por su médico y no mezclarlo con otros estimulantes.

Interacciones: Antidiabéticos orales, antihipertensivos, digitálicos, IMAO, antidepresivos y drogas estimulantes.

Se puede adquirir en cualquier farmacia bajo receta médica o a través de internet en cualquier farmacia que comercie a nivel europeo sin receta.

Ficha médica de mazindol

Está considerado como uno de los medicamentos más potentes y efectivos que existen para adelgazar y perder grasa.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Valeria

    Es cierto que es más potente que la sibutramina. Quiero comprar Sanorex pero no sé donde lo venden

    1. El rincón del sano

      Depende de la persona, la sibutramina es más tolerable a largo plazo

  2. Adriana Perez

    Que pasa si la tome 2.5 hrs despues del desayuno y un poco antes de tonar mi snack?
    Afecta la reaccion esperada?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.