Xenical (Orlistat) ¿Sirve de algo para bajar de peso?

El Xenical, conocido clínicamente como Orlistat es de los pocos medicamentos aquí en España aprobados para el tratamiento contra la obesidad. Es capaz de reducir la absorción de grasas más de un 30%, por lo que conlleva una menor ingesta de calorías por parte del paciente y un control a corto plazo del peso. Esto lo ha convertido en un fármaco muy atractivo para muchos individuos que sufren sobrepeso u obesidad y quieren mitigar su problema a través de un camino más fácil.

¿Cuál es la función de Xenical (Orlistat)?

A diferencia por ejemplo del Bupropion, utilizado como psicoestimulante para inhibir el apetito o las ganas de fumar por ejemplo, otros medicamentos como Xenical son más tolerantes y cercanos para el paciente. El Xenical u Orlistat en vez de quitarte las ganas de comer, lo que se encarga es de reducir la absorción de las grasas presentes de manera natural o añadida en el alimento. Es un método más efectivo y aceptado por los pacientes, ya que no se ven obligados, en cierta manera, a eliminar ciertos grupos de alimentos de su dieta.

Asimismo, el fármaco Xenical puede también regular los niveles de colesterol, pues al limitar la absorción de grasas, se limita a su vez la de colesterol, que bioquímicamente se engloba dentro de las mismas.

Orlistat trabaja a nivel enzimático, la molécula saturada de lipstatina contenida en el fármaco actúa anulando o inactivando la función de las lipasas gastrointestinales, principalmente la lipasa pancreática. Cuando la grasa llega al lumen intestinal, ésta se presenta normalmente en forma de cadenas largas de ácidos grasos que necesitan ser divididos para poder absorberse, como pasa con las proteínas. Este proceso lo llevan a cabo las lipasas, que son tijeras que se encargan de cortar la grasa para hacerla asimilable. Al inhibir las lipasas, las grasas no se pueden aprovechar y pasan inalteradas a través del tracto digestivo hasta ser expulsadas por las heces.

¿Realmente sirve entonces de algo tomar Xenical (Orlistat)?

Esta es la gran pregunta que se hacen todos aquéllos y aquéllas que desean utilizar estas pastillas para adelgazar. Por ello he querido enumerar las posibles ventajas y desventajas que tiene este medicamento, para que valores su ingesta.

  • Xenical es capaz de reducir un 30% la absorción de lípidos, sin embargo, no actúa sobre los polisacáridos (hidratos de carbono) ni es muy efectivo para los ácidos grasos de cadena corta.
  • Es efectivo tomado antes de cada comida, especialmente si es rica en grasas.
  • A largo plazo puede desencadenar deficiencias de algunas vitaminas, sobre todo las ADEK. No obstante, con la toma de un complejo rico en estas vitaminas no hay de que preocuparse.
  • Reduce todas las grasas, tanto las insaturadas como las saturadas, por lo que hay que considerarlo. Debemos recordar que algunos ácidos grasos como el butírico, el EPA, el DHA o el ácido oleico son muy saludables y necesarios para la vida.
  • No produce dependencia.
  • Evita el efecto rebote, sin embargo, la suspensión del medicamento, naturalmente puede retornar en una ganancia de peso.
  • Tiene la ventaja de que no actuá sobre la tiroides ni el sistema nervioso, por lo que no tiene poder estimulante. Este detalle es positivo para algunas personas.
  • No reduce la grasa acumulada, sólo la que se ingiere, por lo que no esperes que te ayude a bajar los kilos que tenías. Básicamente la lipstatina lo que hace es frenar la obesidad, no eliminarla.
  • Puede producir esteatorrea o grasa en las heces. Lo que sucederá es que pueden ser más consistentes, olorosas y más difíciles de limpiar. Además estimula las ganas de ir al baño con más frecuencia.
  • Las cápsulas de 120 mg de Xenical, necesitan receta médica. Suele ser la dosis estipulada. Para las de 60 mg puede prescindirse de receta, aunque siempre es mejor consultar al médico antes de iniciar un tratamiento con Orlistat.
  • La toma de Xenical, debe ir siempre acompañada de un programa de ejercicio regular y una modificación en los hábitos dietéticos.

Conclusión

Sabiendo lo anterior, podemos afirmar que no es un fármaco milagroso y que su poder puede verse menguado si no va acompañado de ejercicio y una reducción de calorías.

El Xenical por cierto, es muy situacional, es algo que debe explicarse. Para sacarle el máximo partido a sus principios activos, se aconseja tomarlo antes de comidas copiosas o ricas en grasa. Por ejemplo, si vas a desayunar una tostada con un poquito de pavo fresco y un chorrito de aceite de oliva no la tomes. Por el contrario, si en la hora de la comida, vas a tomar un guiso de garbanzos con patatas, chorizo y jamón si que es útil tomar antes el Orlistat.

Si se te ha pasado por la mente probar Xenical, recuerda hablarlo antes con tu médico. Máxime porque puede generar interacciones con otros fármacos si los tomas. Naturalmente si estás embarazada, totalmente prohibido.

Espero que os sirva de ayuda. ¡A seguid sanos/as no lo olvidéis!

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.