¿Por qué no te baja la regla? Todo sobre la regla

Resumen: Muchas sois las mujeres que tenéis que lidiar con este problema, algunas con más frecuencia de lo normal, pues la primera causa posible que puede estar evitando la bajada de la regla es el embarazo. Ahora bien, cada vez más, encontramos mujeres que sin estar embarazadas tienen problemas para regular su menstruación. Hoy hablaremos de las razones y motivos por los que no te viene la regla y las posibles soluciones que podemos llevar a cabo para regularla.

¿No te baja la regla? Mira esto

No quiero tampoco extenderme mucho en el tema, pues hay mucho de que hablar. Antes de empezar hay que decir que son múltiples las causas que pueden alterar el ciclo menstrual. Vamos a tratar las más comunes, desde una visión general, dando alguna pincelada técnica en algunas de ellas, ya que lo considero necesario para reforzar la comprensión del problema. Si vienes buscando únicamente las soluciones ves directamente al siguiente epígrafe donde detallaremos algunos de los remedios que pueden ayudarte a bajar la regla.

Estrógenos: La hormona característica de la mujer, de naturaleza esteroide, producida en las glándulas suprarrenales y los ovarios principalmente. Una alteración en los niveles de estrógenos puede perjudicar la regularización del ciclo. La razón principal por la que durante la menopausia no hay regla. En la primera fase del ciclo menstrual, se produce un aumento marcado en la síntesis de estrógenos, estimulada por la FSH y la LH, hormonas fabricadas en la gládula pituitaria. El hiperestrogenismo o la ausencia de estrógenos puede perjudicar la regularización del ciclo, alargando la llegada de la menstruación.

Malformación folicular: En los últimos 15 días del ciclo, conocido como fase secretora, tiene lugar el desarrollo del folículo. El folículo ovárico es una estructura que se encarga de madurar los ovocitos, necesarios para la formación del gameto. En muchas mujeres este folículo se atrofia o se muere, alargando la llegada de la menstruación durante semanas.

Ciclos anovulatorios: Es decir, ciclos donde no se han producido óvulos. Todas las mujeres tienen un par de ciclos al año anovulatorios. En ocasiones, la bajada de la regla puede demorarse hasta 6 meses.

Quistes en los ovarios: Normalmente estos quistes son benignos, sin embargo, hay que saber que el síndrome del ovario poliquístico es causante de muchas alteraciones en el ciclo menstrual, que normalmente se expresa con dolores uterinos, sangrado excesivo o retraso anómalo de la menstruación.

Estrés: Cualquier trastorno a nivel nervioso puede perjudicar la normalización del ciclo. El eje HHA (hipotalámico-hipofisiario-adrenal) es un sistema complejo que regula la producción y liberación de muchas hormonas en el cuerpo, como el cortisol, la hormona del crecimiento, la testosterona… Altos niveles de cortisol en el organismo pueden frenar los procesos de reproducción, los cuáles pasan a un plano secundario en situación de peligro. La razón principal es que el estrés crónico, puede perjudicar la conversión de pregnenolona en progesterona o testosterona, favoreciendo la producción de cortisol. Además, los depósitos de grasa son una reserva crucial de hormonas, los cuáles pueden utilizarse para reconvertir cortisona en cortisol, en vez de progesterona.

Tiroides: Glándula encargada de decirle a tus células que trabajen y produzcan energía. Una hipoactividad de la tiroides se ha relacionado con malformaciones del folículo ovárico, hiperestrogenismo y cambios en la coagulación de la sangre. Estos son los motivos que pueden retrasar la regla.

Candidiasis vaginal: Nadie piensa en los hongos en estos casos, sin embargo pueden ser el gran enemigo de la historia. Las vaginitis provocadas por cándida pueden desregular el ciclo menstrual. Un retraso en la regla es común en mujeres susceptibles a infecciones por cándida. La cándida estimula la síntesis de estrógenos y provoca inflamación en los tejidos, perjudicando la actividad de otros órganos. Hay que estudiar la flora intestinal en estos casos.

Intestino: Si hablamos de cándida hay que hablar del intestino. Estudios como este han encontrado relaciones entre las bacterias de nuestro intestino y la producción de estrógenos. Una disbiosis intestinal puede retrasar la menstruación durante meses sin que te des cuenta. Entre los microorganismos más problemáticos están cándida albicans, enterococcus faecalis o clostridium.

Exceso de prolactina: La prolactina es una hormona encargada principalmente de la secreción de leche en la glándula mamaria. Esta hormona inhibe la síntesis de FSH y LH evitando la llegada del ciclo durante los primeros meses de lactancia. Si vienes de un embarazo cercano es lógico que tu menstruación se retrase varios meses. En algunas ocasiones los niveles de prolactina son más elevados de lo normal, por lo que la liberación de gonadotropinas puede verse perjudicada. Algunos trastornos como el cáncer de mama o un prolactinoma provocan la hiperprolactinemia.

Falta de sueño: La falta de sueño aumenta los niveles de cortisol, hormona que hemos hablado anteriormente que es culpable de estropear la normalización del ciclo menstrual.

Alimentación: Uno de los factores más relevantes a tener en consideración. Podemos escribir un libro en relación a este tema. Especialmente aquéllas mujeres que consumen pocas grasas y proteínas de calidad en su dieta. Las mujeres muy delgadas son propensas a sufrir retrasos en la menstruación. El sobrepeso también es un desencadenante cuando no te baja la regla, ya que favorece la inflamación interna.

Disruptores hormonales: Champús, cremas, maquillajes, aditivos alimentarios, contaminación de los coches, metales pesados… Gran cantidad de sustancias nocivas que alteran el funcionamiento hormonal del organismo. Conocidos como xenoestrógenos. Estas sustancias pueden estimular la síntesis de estrógenos y desregular el ciclo menstrual. Hay que decir que se requiere una sobreexposición a los mismos o que el individuo sea muy susceptible.

Anticonceptivos orales: En esencia son estrógenos, los cuáles se suministran para impedir la ovulación y evitar un embarazo no deseado. También modifican el recubrimiento del útero, previniendo que este se abra para que entre el esperma. Algunos médicos los utilizan para regular el ciclo menstrual. Con la toma de los anticonceptivos los retrasos son menos frecuentes pero el consumo debe ser regular. Si te saltas las tomas es probable que se alargue la llegada de la menstruación.

Medicamentos: Entre ellos, los recetados para trastornos nerviosos como esquizofrenia o convulsiones. Los antibióticos tomados por largo tiempo, modifican la flora vaginal e intestinal. También las estatinas. Las estatinas inhiben la síntesis de colesterol, el cuál es necesario para la producción de progesterona.

Ejercicio intenso: El exceso de entrenamiento (por un día no pasa nada), nos referimos a una intensidad prolongada, reduce los depósitos de grasa que se utilizan como reservorio para sintetizar hormonas y nutrientes. Las mujeres que entrenan a alta intensidad pueden sufrir con frecuencia largos retrasos en la regla.

Resistencia a la insulina: Cuando la insulina deja de ser tan eficaz, algunos órganos sufren problemas en su funcionamiento. Los ovarios requieren de glucosa para manener un equilibrio en la liberación y generación de óvulos, los cuáles dependen de la actividad de la insulina. Cuida tus niveles de azúcar y alimentación en casos de una pérdida de sensiblidad a la insulina por parte de tus células.

Menopausia precoz: Desde la menarquía (12 años aproximadamente) hasta la perimenopausia (última menstruación) una mujer tendrá de manera regular entre 1 y 2 ciclos menstruales al mes, donde será capaz de albergar un feto en su interior. A partir de los 50 años es la fecha clave donde una mujer está cerca de perder la regla. En ocasiones la menopausia sucede muchos años antes y es necesario en estos casos consultar con la ginecóloga para asegurarnos de que el retraso no ha sido provocado por la misma.

Patologías infantiles: Si tu hija está experimentando retrasos en la menstruación debes saber que durante la pubertad se producen muchos cambios físicos y químicos en su organismo. Trastornos gastrointestinales, respiratorios, circulatorios, de crecimiento, mala alimentación… Pueden alterar la normalización de su regla. Si aún no ha tenido su primera menstruación, recuerda que esta se produce entre los 10 y 14 años de edad generalmente.

¿Cómo bajar la regla?

Después de la párrafada anterior, que desde mi punto de vista era necesaria, voy a enumerar algunos de los remedios y métodos más efectivos para provocar la bajada de la regla. Eso sí, muy importante, hacer esto no significa que vaya a bajarte, incluso aplicando todos, sólo favoreces el proceso. Consíderalo antes, pues puede ser que sufras alguno de los problemas de arriba. De todos modos querida lectora, tener un retraso no es malo para tu salud, si tu preocupación es porque crees que estas embarazada, al final diré como asegurarte de que lo estás o no.

  • Infusiones y tés. Entre ellos, dejo las más interesantes para la regla. Romero, tomillo, manzanilla, canela, jengibre, artemisa y ruda. 3 al día para notar algo. El ginseng puede ayudarte si tienes sangre coagulada, pero no lo tomes en conjunto con anticonceptivos, pues éstos también hacen que la sangre vaya más fluida.
  • Fitoestrógenos: Los estrógenos de origen vegetal provenientes de plantas resultan muy beneficiosos para tu salud. Las isoflavonas de soja pueden ser de gran ayuda si las tomas de manera regular. Mejoran la salud de tus arterias y tienen actividad estrogénica, unas 100 veces menor que los que produce tu organismo.
  • Aceite de onagra: La onagra es una planta muy beneficiosa para las mujeres. Su riqueza en ácidos grasos reducen la inflamación interna, causante de retrasos menstruales. Tiene también ligera actividad estrogénica. Debe tomarse de manera regular, es raro notar algo los primeros días. Si tienes tumores o has tenido tumores en el pecho, pregunta a tu médico antes de tomarla.
  • Practicar el coito. Si no te baja la regla, mantener relaciones sexuales con tu pareja puede estimular las contracciones del útero, liberando el recubrimiento interno que se expulsa en la menstruación (el endometrio). Eso sí, con protección si no quieres quedarte embarazada.
  • Aplica paños calientes en el abdomen. Esto permite un ablandamiento de sangre coagulada en el útero y ayuda a expulsarla.
  • Haz ejercicio. La práctica de actividad física mejora la normalización del ciclo. Si eres sedentaria y sufres retrasos prolongados, sal a hacer deporte algunos días.
  • Mantente cerca de varones. Algunas investigaciones sugieren que el sudor de los hombres y las feromonas que desprenden pueden facilitar la llegada de la menstruación.
  • Vitamina C. Se afirma, aunque no está demostrado que la vitamina C reduce los niveles de progesterona, favoreciendo la expulsión de la mucosa interna del útero. Si es deficiente en tu dieta puedes aportar 500 mg diarios de la misma, si eres fumadora 2 o 3 veces más. No abuses, pues en personas de edad avanzada puede favorecer la aparición de cálculos renales.
  • Cítricos. Los zumos de granada, pomelo, limón y naranja pueden beneficiarte mucho. Según las experiencias personales de algunas mujeres, se sugiere un consumo regular de estas frutas para favorecer la bajada de la regla.
  • Aspirina. La aspirina se comporta como anticoagulante, y algunas mujeres la utilizan para forzar la menstruación. Dos al día diluidas en agua. Mucho ojo hacer esto si tomas anticonceptivos o te medicas.
  • Multivitamínicos. No la forzarán pero te ayudarán a regular la regla y que venga sin problemas. Un equilibrio de nutrientes favorece cualquier proceso hormonal en tu organismo. Te pongo un ejemplo: el hígado para degradar los estrógenos necesita aromatasa, una enzima dependiente de vitamina B, si no hay reservas de esta vitamina habrá exceso de estrógenos en sangre.
  • Probióticos. Para repoblar la flora intestinal, reducir la inflamación y evitar el exceso de estrógenos en sangre. Además vendrán bien para cuidar el ecosistema vaginal, susceptible de infecciones y parasitosis cuando tu intestino no está bien.
  • Alimentación. En general, aumenta el consumo de grasas saludables, reduce los azúcares refinados, no fumes, no consumas alcohol, consume vegetales y frutas frescas y apuesta por proteínas de calidad como los huevos y la carne de caza.

Estas son las claves para conseguir que te baje la regla y tus ciclos se regulen en el tiempo. De todas maneras en algún momento del año es común lidiar con retrasos esporádicos. Para terminar, como algunas os lo preguntaréis, dejo algunos de los métodos eficaces para saber si estás embarazada.

  • Test de embarazo. Efectivo en el 95 por ciento de los casos, si sale positivo muy probablemente estés embarazada. En cualquier farmacia puedes encontrarlo. Se toma con la primera orina de la mañana
  • Test de Hcg. Este test es más riguroso. Mediante un análisis de sangre puedes comprobar tus niveles de gonadotropina coriónica humana. Una hormona que se libera en niveles importantes en sangre cuando estás embarazada. Este test es siempre certero y determina con total seguridad un embarazo. Se chequea mediante orina o sangre.

Si eres una mujer muy regular y sufres un retraso inoportuno, es posible que exista un embarazo y más si has estado manteniendo relaciones sexuales sin protección.

No olvides dejar tus dudas en la caja de comentarios. ¡A seguid sanas no lo olvidés!

Esto puede ser interesante para ti:

¿Retraso en la menstruación? ¡Tés para que baje la regla!

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

4 comments to this article

  1. Katia

    on 16 junio, 2018 at 7:07 AM - Responder

    El 14 de mayo tuve relaciones un día después de mi periodo, mi chico termino adentro de mi sin avisarme y me dijo que era el método el ritmo que un dia después de la menstruación no andaba fértil y ahora ya tengo 5 días de retraso estaré embarazada ?

    • El rincón del sano

      on 16 junio, 2018 at 5:07 PM - Responder

      Puede ser sí, la manera de asegurarlo es haciendo un test de embarazo.

  2. Marta

    on 2 mayo, 2018 at 3:26 AM - Responder

    Hola llevó cinco días de retraso con mi novio tuve relaciones con protección solo una vez en ese mes se suponía que me tenía que bajar el 26 pero aún nada, me hice la prueba y salió negativa pero aun no me baja que puedo hacer???

    • El rincón del sano

      on 2 mayo, 2018 at 7:28 PM - Responder

      REcuerda que la regla se puede retrasar hasta meses, una semana de retraso como en su caso es algo muy normal. Si ya se ha descartado el embarazo puede deberse a otra causa desconocida. En este artículo se detallan las posibles causas.
      http://elrincondelsano.com/porque-no-te-baja-la-regla/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.