¿Es malo que salga un Mucocele?

Es interesante conocer al menos por el nombre algunos de los problemas que pueden surgir en nuestro organismo. Uno de los más inofensivos y menos preocupantes es la aparición o nacimiento de un mucocele. Se trata de una pequeña extravasación de mucina en una de las glándulas salivales. Generalmente ocurre en el labio inferior y viene representada como un bultito o verruguita debajo del tejido perivascular. Se produce cuando una de las glándulas salivales, coloquialmente hablando, se ha reventado por dentro, liberando el líquido que contiene al exterior.

¿Es síntoma de alarma que salga un Mucocele?

A decir verdad son casos raros. Un mucocele tiene una patogenia muy reducida, se cree que ni siquiera el 1% de la población los tiene o los ha tenido. Los mucoceles cuando se manifiestan es a causa de un traumatismo previo, provocado por un golpe, por ejemplo. Algunas personas nerviosas que se muerden mucho los labios también son propensos a que les salga un mucocele. Desaparecen solos de manera espontánea en cuestión de días y no generan dolor ni molestia.

Puede ser, en casos aislados, que el mucocele se torne bastante rebelde y aumente su tamaño por microinflamación. En estos casos, se acude al médico para que nos realice una pequeña cirujía localizada sobre el bulto y nos lo extirpe sin ningún percance. Cuando son muy diminutos, lo más habitual, se utiliza nitrógeno para quemarlos sin dejar huella. Tan sólo quedará una pequeña ampolla que desaparece en unos días.

¿Cuando debo preocuparme si me sale un mucocele?

Raramente los mucoceles están relacionados con infecciones internas que pasan disimuladas y es conveniente tratar. Lo más común es que el granito que salga sea tan inofensivo como una mosca, sin embargo, si son recurrentes o muy rebeldes, es aconsejable que el médico lo vea.

El médico lo extirpará para analizarlo y comprobar si lo ha provocado un virus o una bacteria. La sialadenitis, es una infección de las glándulas salivales, que puede desencadenar mucoceles en el tiempo. Puede originarse por culpa de algunas bacterias grampositivas como Streptococcus Pyogenes o Staphilococcus Aureus. También por Cándida Albicans, virus del herpés y el sida. Esto último genera mucho miedo en algunos individuos, pues erróneamente se asocian los mucoceles con el hecho de haber contraido el sida. No tienen nada que ver en realidad.

Asimismo, algunas patologías graves pueden desencadenar mucoceles o ránulas (cuando salen en el suelo de la boca) como el cáncer, la leucemia, hipotiroidismo y el síndrome de Mikulitcz que produce agrandamiento de las glándulas salivares.

Dicho esto, para terminar hay que decir que cuando salga un mucocele no debemos explotarlo con los dedos ni cortarlo para se que se vacíe. Hay que dejar que desaparezca de manera natural o que sea el médico quien lo valore. Personalmente, si te sale más de uno en menos de dos o 3 meses, recomiendo acudir al médico para que analice el tejido inflamado y pueda asegurarnos que no existe una infección escondida que nos de problemas en el futuro.

Espero que os sea de ayuda. ¡A seguid sanos/as no lo olvidés!

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.