Selenio y cáncer de próstata

Dentro del grupo de los minerales, el selenio constituye uno de los oligoelementos más importantes dentro del organismo, su papel como antioxidante es de vital importancia, y en este post traigo información muy interesante sobre su relación con el cáncer de próstata. Para los que no sepáis lo que es el selenio os dejo aquí un enlace hacia el blog de Gama Natural donde se explica muy bien.

Selenio y cáncer

El selenio se utiliza como cofactor en muchos procesos enzimáticos, pero donde yo destaco más su relevancia en la salud es como formador de enzimas antioxidantes neutralizadoras de radicales libres, en el caso del selenio la glutatión peroxidasa, que junto con las catalasas y la superoxidodismutasa de zinc ayudan a frenar la aparición de células tumorales. Una deficiencia de selenio o de los oligoelementos que forman estas enzimas puede significar un problema para la salud. Existen muchas investigaciones que correlacionan la ingesta de este mineral con la aparición de cáncer, y entre ellas os traigo una que contrasta los bajos niveles del mismo con la incidencia de cáncer de próstata en la población danesa.

El estudio comprobó que unos niveles normales de selenio en sangre no se relacionan directamente con la aparición de la enfermedad, pero si que las personas que tienen niveles óptimos de este mineral (ojo, no altos) tienen menos posibilidades de desarrollar cáncer de próstata. Casualmente, los daneses evaluados que tenían cáncer de próstata y sufrieron la muerte, presentaban bajos niveles de selenio.

Para poder conseguir unos niveles óptimos de selenio en la actualidad se hace necesario apostar por alimentos orgánicos de índole ecológico, principalmente frutas frescas, vegetales y plantas, destacando como más ricas en él, el ajo y la cebolla, pues su riqueza en aminoazufrados permiten una correcta absorción del mismo. El selenio es capaz de sustituir al azufre en aminoácidos como la metionina y la cisteína, presentes en buena medida en el ajo y la cebolla, crudos eso sí. También está presente en las nueces, pescado azul y mariscos.

Recurrir a la suplementación no me parece lo más indicado, sabiendo que un exceso de este mineral puede ser letal para el ser humano, y que la asimilación del mismo no tiene nada que ver cuando se presenta formando parte de proteínas. A través de la alimentación, su toxicidad es inexistente, de ahí que apostemos por este camino.

Para los que queráis suplementaros con este mineral, os recomiendo que toméis también conjuntamente vitamina E, vitamina A y vitamina C para potenciar los efectos antioxidantes.

¡A seguid san@s no lo olvidéis!

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 comments to this article

  1. Victor

    on 17 mayo, 2016 at 12:17 PM - Responder

    Buen artículo pero hay estudios que demuestran que el selenio, junto con otras sustancias como la vitamina E pueden aumentar el riesgo, no consideras que tu visión y planteamiento del problema, bien argumentado con los estudios que acompañas, está un poco desacertado en referencia a lo que estoy diciendo. Me gustaría que te explicases.

    • El rincón del sano

      on 17 mayo, 2016 at 12:30 PM - Responder

      Claro que sí Victor. Existen estudios que han comprobado que la suplementación con selenio y la suplementación con selenio y vitamina E aumenta el riesgo de padecer cáncer de próstata en hombres. Dejo aquí una referencia para que puedas comprobarlo:
      http://web2.redcimlac.org/index.php?option=com_content&view=article&id=534:los-suplementos-de-vitamina-e-y-selenio-podrian-duplicar-las-posibilidades-de-cancer-de-prostata&catid=4:noticias-de-interes&Itemid=31
      No obstante, advierto al final del artículo que el exceso de selenio puede ser letal para el ser humano y en los estudios realizados que aparecen en el enlace que te he puesto aquí, las personas suplementadas tomaron más cantidad de la permitida, por lo que no es extraño que pueda perjudicar la salud. En cuanto a la vitamina E es muy evidente que pueda acentuar tales efectos cancerígenos, pues actúa sinérgicamente con este mineral en multitud de procesos y el papel que desarrolla el selenio en nuestro organismo depende en gran parte de la vitamina E. Si suplementamos de manera indiscriminada con selenio y además apoyamos con vitamina E el resultado puede ser mucho más grave. Estaría desacertado si recomendase tomar suplementos de selenio sin evaluar primero las necesidades requeridas y el objetivo por el que vamos a suplementar; reitero que en el caso del selenio, es muy poco común observar deficiencias en personas sanas por lo que la suplementación se hace desaconsejada.
      Gracias por tu comentario Víctor, aprovecho además y añado que por este motivo es importante evaluar y conocer bien las necesidades de la persona antes de suplementar sin conocimiento, y sobre todo con minerales.

Deja un comentario