Sacarina y sus efectos en ratas

Como bien sabéis, porque lo he dicho muchas veces, estoy totalmente en contra de los edulcorantes, como la sacarina entre otros, por su dudosa reputación principalmente, porque aunque me duela, tengo que reconocer que sus más que evidentes efectos negativos en personas, aún no se han demostrado.

En esta ocasión os traigo un estudio realizado por una universidad de Egipto donde un grupo de investigadores comparó los efectos de la sacarina y los del salicilato de metilo (saborizante) en ratas. Resumiendo la investigación, que os he dejado el enlace por si queréis verla, las ratas se dividieron en 5 grupos, a uno de ellos no se le administró nada, a otros dos se les dieron dosis altas y bajas de sacarina y a los otros dos grupos se les administró el saborizante salicilato de metilo, todo esto durante 30 días.

Resumen del estudio

Aunque en este estudio, no se habla sobre la incidencia de cáncer en animales alimentados con sacarina, que es el tema más serio y grave que muchas empresas temen que algún día salga a la luz, aunque ya hay estudios que han demostrado que la sacarina y el aspartamo producen cáncer de vejiga en ratas, si que se han comprobado algunos efectos negativos sobre las funciones hepáticas y renales.

sacarina molécula

Molécula de sacarina

En los grupos de ratas alimentados con sacarina se observó una reducción de los triglicéridos en sangre, de los niveles de colesterol LDL y de los niveles de azúcar. Mucho cuidado con interpretar mal esta afirmación, porque a lo mejor ahora alguien viendo esto empieza a consumir edulcorantes sin parar. La reducción de estos marcadores se comprobó respecto al grupo control, que fueron las ratas que no se les administraba sacarina ni saborizante, es decir, que seguían con su dieta normal, incluyendo azúcar. Dicho esto, la sacarina, por un lado tuvo efectos positivos, (ojo, no producidos por la sacarina, que ni mucho menos los produce, esos efectos vienen provocados por la ausencia de azúcar de mesa, lógicamente) ya que redujo el colesterol, el azúcar y los triglicéridos en sangre, pero se comprobó que las ratas que tomaron la sacarina aumentaron sus niveles de transaminasas hepáticas, un aumento de la creatinina y la urea en el riñón, y además un descenso de la actividad del glutation, que para los que no lo sepan, es el arma más efectiva que tienen nuestras células para combatir sustancias nocivas. Es su principal antioxidante y sirve de gran ayuda para neutralizar radicales libres.

Por tanto, vuelven a aparecer más efectos negativos sobre la sacarina, que sinceramente, aunque estos datos no se puedan extrapolar en seres humanos, la mejor idea hasta el momento es evitarla. Incluso en pequeñas dosis, ya que los efectos negativos también se encontraron en ratas que tomaron pequeñas cantidades de sacarina. Para mayor interés también dejo que los grupos 4 y 5 de ratas tratadas con el saborizante, no notaron cambios significativos en los biomarcadores anteriores, dejando un efecto nulo.

En fin compañer@s, vosotros como no tomáis sacarina no os tenéis que preocupar, o ¿sí la tomáis?

 

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario