¿La carnitina sirve de algo?

Esta pregunta se la hacen muchas personas que se inician en el mundo del fitness, si la L-carnitina sirve realmente para algo. Uno de los suplementos más consumidos y de los que más se ha hablado, sobre todo cuando el mundo del fitness no tenía tanto boom como en la actualidad.

En este artículo compañer@s, os dejaré breve y claramente resumido si la carnitina es efectiva.

¿Qué es la carnitina?

Más que nada, inicio con una breve descripción de lo que es la carnitina, sobre todo para los curiosos y entendidos del tema. Se trata de un aminoácido no esencial cuya función principal dentro del organismo es transportar ácidos grasos al interior de la célula (mitocondrias), para que éstas puedan producir energía. ¡Ojo!, solo ácidos grasos, no transporta azúcares. No es esencial ya que nuestro cuerpo la sintetiza a partir de otros aminoácidos (lisina y metionina) y cofactores que intervienen en su producción (vitamina C, hierro, vitaminas del grupo B).

carnitina

Molécula de L-carnitina

¿Sirve de algo?

Aunque la carnitina tiene diversas funciones, yo me centraré solo en el aspecto deportivo. Muchas personas toman L-carnitina para favorecer la combustión de ácidos grasos, o como mejor nos entendemos, para quemar grasas y rebajar la barriga. En parte es cierto, ya que su función es transportar ácidos grasos hacia la célula para que estas puedan utilizarlos, pero no por suministrar grandes cantidades de este aminoácido vamos a quemar más grasas, y esto sucede por 2 razones:

  1. Estudios han demostrado que la L-carnitina suministrada como suplemento por vía oral, al menos 4 gramos diarios durante varios meses, ha mejorado el rendimiento en deportistas que entrenan a alta intensidad, ya que sus niveles de carnitina intramusculares aumentaron, permitiendo una mayor combustión de grasas.
  2. La carnitina mejora la disponibilidad de las grasas para ser metabolizadas en forma de energía, pero no sirve para rebajar de peso y reducir el tejido adiposo, ya que no  prioriza por las grasas acumuladas sino por las que están más biodisponibles, como las circulantes.

Por tanto, para que resulte eficaz a la hora de quemar grasas, se requieren entrenamientos de alta intensidad principalmente aeróbicos y tomar grandes dosis de carnitina, al menos 2000 mg diarios. De otra manera, sería ineficaz y posiblemente estemos tirando el dinero, que por cierto no es nada barata.

¿Cuando tomarla en todo caso y cuál es mejor?

Lo ideal es tomarla al menos media hora antes de los entrenamientos. Se puede hacer una toma de carnitina por la mañana de 1,5 gramos y otra media hora antes de iniciar la práctica deportiva de 2 gramos. Habría que mantenerlo así durante varias semanas. El ejercicio debe ser intenso para potenciar el efecto. Algunas personas pueden experimentar molestias estomacales, mareos y náuseas. En este caso sería ideal tomar la carnitina con las comidas y si se sigue padeciendo este problema, interrumpir las tomas permanentemente. La mejor manera de tomar la carnitina es en cápsulas, por comodidad más que nada. Yo recomiendo adquirirla con algún añadido, como té rojo, cafeína, té verde, vitamina C, extracto de pomelo, café verde… Para aumentar el efecto.

Los alimentos más ricos en carnitina son las carnes rojas y los huevos.

Si deseas adquirir carnitina, pincha aquí.

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario