Juanetes – El problema está en tus gemelos

Los juanetes en el pie son una patología articular muy común en la población, especialmente la femenina. En algunas personas, a pesar de salir, no suelen sufrir molestias, pero en otras ocasiones pueden ser realmente incómodos y dolorosos, teniendo que recurrir a un tratamiento quirúrgico para erradicarlos.

En este artículo quiero explicar el origen de la aparición de los juanetes, desde una perspectiva más amplia. Como dice el título, el problema está en los gemelos, o mejor dicho, los flexores de la planta del pie, que son muchos (gemelos, sóleos, tibial posterior, peroneo laterales, flexores de los dedos y flexor del dedo gordo). He puesto en la introducción gemelos para no hacerlo muy largo y porque es un grupo muscular bastante familiar, ¿verdad?

¿Qué son los juanetes?

Dicho brevemente, ya que la mayoría lo sabemos. El juanete es una desviación externa del primer metatarsiano del dedo gordo del pie. También se conoce como hallux valgus. Según la medicina convencional, se producen por presiones en la planta del pie que se ven estimuladas por cuestiones genéticas, óseas, articulares o incluso la edad. Ciertamente es así, pero como el diagnóstico reduccionista me parece pobre, os voy a hablar de los músculos que se relacionan con la planta del pie y el dedo gordo.

Tom, Dick and Harry

Cuando Ángel Serrano, especialista en ejercicio correctivo y uno de mis maestros en el arte del movimiento, me introdujo este término, hace un par de años, pensé que esos nombres eran de una serie de dibujos animados.

Tom, Dick and Harry son reglas memotécnicas que se emplean para referirse a 3 músculos:

  • Tom: Tibial posterior
  • Dick: Flexor largo de los dedos
  • Harry: Flexor del dedo gordo
  • And: Se refiere a la arteria, vena y nervio.

Como hemos dicho antes, estos músculos son flexores plantares y guardan estrecha relación con los juanetes.

El uso inadecuado de zapatos, especialmente tacones, o las típicas zapatillas maravillosas que nos venden con amortiguación de última generación y cámaras de aire supermolonas, ha provocado ligeros cambios anatómicos en la planta del pie. Sin olvidarnos de la técnica de la marcha y las malas posturas. Estos cambios estimulan la acción de estos músculos, volviéndolos muy dominantes frente a sus antagonistas.

¿Cómo salen los juanetes?

Antes de nombrar algunas posturas y errores que cometemos que nos llevan a la aparición de los juanetes, vamos a explicar brevemente la causa de los mismos, básicamente muscular, como veréis.

El tobillo tiene en esencia dos movimientos, en el plano sagital, flexión y extensión. La excesiva flexión del tobillo es lo que provoca el juanete. Pero ahora nos preguntamos, ¿si yo no flexiono el tobillo, por qué me sale?. No es la flexión consciente, sino la inconsciente, esa que hacemos sin darnos cuenta. Cuando los flexores de la planta del pie, en especial tibial posterior y los flexores de los dedos son muy dominantes, continuamente van activando la flexión, provocando que los primeros metatarsianos del pie vayan soportando cada vez más peso. Esto le quita protagonismo a los extensores del tobillo, como el tibial anterior, que se van atrofiando progresivamente.

¿Como darnos cuenta de si mantenemos una excesiva flexión de tobillo? Simple, tan sólo sentarnos en una silla a mirar la tele y ver como se encuentran nuestros pies al cabo de unos minutos, podréis observar como inconscientemente están apoyados sobre la parte de adelante, en los primeros metatarsianos, con más incidencia en la parte del dedo gordo. También realizando una sentadilla y comprobar si los talones se nos levantan.

Mirad esta foto detenidamente

Imagen extraída de wikipedia

Pertenece a una radiografía de una persona con juanetes. Se observa como existe también una sobrepronación del pie y la adducción de los tobillos, apuntando hacia la línea media del cuerpo. En este caso, la persona afectada posiblemente tenga problemas en otros grupos musculares, como se aprecia en la foto, que al final, junto a la sobreactivación de los gemelos y demás flexores plantares, dan lugar a la aparición de los juanetes.

En este artículo hago mención a los flexores del tobillo, tanto gemelos como Tom, Dick and Harry, pero hay mucho más detrás de todo esto querido/as lectores.

Dicho esto, vamos a citar ciertas posturas y acciones que favorecen la aparición de juanetes. Recordad que es la flexión sobre la parte delantera del pie la más perjudicial. Pues todo el peso del cuerpo recae en los primeros metatarsianos.

  • Pasar muchas horas sentado: Automáticamente los pies, por comodidad se irán apoyando sobre la parte delantera.
  • Uso de tacones y zapatos de tacón alto: Al ponernos el calzado, nuestro tobillo pasa inmediatamente a estar en una posición de flexión.
  • Mala técnica de carrera: Los runners sufren mucho de dolencias como ésta. No se trata de ser un experto corriendo, sino de minimizar los daños trabajando en materia de prevención, como puede ser activar los extensores del tobillo y mejorar la pisada.
  • Sobrepeso: No requiere explicación, se hace evidente que cuanto más pesemos, más presión se ejerce sobre la planta del pie.

Tratamiento y prevención de los juanetes

Si ya nos ha salido, y nos causa bastante dolor, no podemos lamentablemente reestablecer la articulación, salvo cirujía. Lo que podemos hacer es aliviar el dolor y prevenir que salga.

Olvidaros de plantillas caras, zapatos especiales o antiinflamatorios. Sólo alivian el dolor y no revierten el problema. Hay que trabajar los músculos, que son los que ocasionan el problema. Por desgracia, la mayoría de los profesionales piensan sólo en el hueso y la articulación, pero quien los mueve es un músculo.

En referencia al tobillo, aconsejo estimular los extensores, en especial el tibial y peroneo anterior. Y por supuesto la cadera, que suele ser el origen de los problemas en las piernas y los pies. Es decir, trabajar los glúteos, isquiotibiales, relajar adductores…

Si se presume de dolor en la zona del dedo gordo, podemos también trabajarlo. Descalzos en casa, masajeándonos toda la zona exterior del dedo con las manos o una pelota de tenis.

Es recomendable acudir a un especialista para que valore nuestra situación, como el podólogo. Eso sí, si nos recomienda plantillas, que será lo más probable, por experiencia os invitaría a que fuéseis antes a un buen entrenador personal, que nos ahorraremos más dinero y estaremos trabajando mejor.

Espero que os sirva de ayuda compañer@s. ¡A seguid san@s no lo olvidéis!

 

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 comments to this article

  1. Sergi

    on 4 marzo, 2017 at 12:26 AM - Responder

    Imagino que no querias hacer muy largo el articulo pero de los flexores del tobillo no me ha quedado claro cual es el que mas perjudica los juanetes.

    • El rincón del sano

      on 7 marzo, 2017 at 2:37 PM - Responder

      En realidad Sergi toda la cadena que rodea la movilidad del tobillo. Sóleos, gemelos, flexores de los dedos… Especialmente el más involucrado es el flexor del dedo gordo, Harry. Pero recuerda que los músculos están unidos entre sí y cuando uno domina otro se relaja, así que, culpar a uno sólo no sería lo más correcto. Haz la prueba, intenta flexionar el dedo gordo del pie sin flexionar ligeramente los otros dedos.

Deja un comentario