Glutamato monosódico (GSM) ¡EVITAR!

No puede faltar en los archivos de esta categoría un artículo hablando sobre el famoso, conocido y archienemigo de nuestras funciones cognitivas, glutamato monosódico. También denominado con el código E-621, el glutamato monosódico es un potenciador de sabor utilizado en gran cantidad de productos, de todos los tipos, desde salsas hasta carnes, incluso no se descarta la posibilidad de que el glutamato monosódico infecte todos los alimentos existentes de la faz de la tierra que vengan envasados, en latas o botes de cristal en los próximos años.

¿Por qué usan glutamato monosódico?

Una pregunta que siempre me haré hasta el fin de mis días. Prefiero mil veces antes el cloruro sódico o el azúcar para darle sabor.

El glutamato monosódico es un potenciador de sabor muy efectivo, tiene la capacidad de darle un sabor muy equilibrado a los platos en combinación con otras sustancias, su coste es muy económico y lo más importante para las industrias: produce adicción.

Podemos hacernos la pregunta ahora de por qué la comida de los restaurantes chinos es tan sabrosa, o por qué no podemos de dejar de comer pipas una vez que las probamos. Tiene una explicación muy sencilla: GLUTAMATO MONOSÓDICO

¿Es peligroso tomar glutamato monosódico?

Según la FDA está reconocido como un aditivo seguro para el consumo humano, aunque se haya discutido esta afirmación en más de una ocasión. El glutamato monosódico en sí, está compuesto por una molécula de sodio y otra de ácido glutámico, que es un aminoácido semiesencial. El glutamato es la forma ionizada del ácido glutámico. Este aminoácido es vital para las funciones de excitación y relajación de la membrana celular ya que se comporta como un neurotransmisor en la corteza cerebral, pues todas las neuronas contienen glutamato, aunque solo a veces lo utilicen como neurotransmisor. El exceso del mismo produce excitotoxicidad, por lo que ya podemos imaginarnos donde está el problema.

Fijaros si es excitotóxico que en estudios en ratas, os los dejo aquí, las dosis altas del mismo provocaban la muerte instantánea de neuronas, problemas visuales y cambios en el comportamiento. El ácido glutámico está presente en muchos alimentos de forma natural, como en legumbres, carnes, lácteos y huevos, de esta manera el cuerpo sintetiza únicamente el necesario para el correcto funcionamiento del mismo. Esto explica porque algunos expertos afirman que cuando se suministra de forma aislada, como en el caso del glutamato monosódico, el cuerpo no sabe como metabolizarlo y lo acumula, generando los problemas anteriormente citados. Pero lamentablemente, se desconoce todavía y no podemos tomárnoslo como una certeza.

No me cabe duda de que puede existir toxicidad, aunque las pruebas en humanos hayan reproducido síntomas importantes relacionados con su inocuidad, pero en ciertos individuos, como en el caso de personas depresivas, esquizofrenia, parkinson, fibromialgia… donde el papel del cerebro juega un rol fundamental, la presencia de cantidades libres adicionales de glutamato puede desencadenar problemas mayores. Es más, se ha encontrado relación entre ellos, como en el caso de la fibromialgia.

¿Como evitarlo?

A las industrias les encanta camuflar ciertos aditivos de dudosa reputación, y en el caso del glutamato monosódico no hay excepción. Como me gusta que apostéis por la salud, para los más interesados os dejaré una lista de los posibles nombres utilizados que indican la posible presencia de glutamato monosódico o semejantes. Haréis bien en evitarlos. Además citaré las situaciones donde deberíamos restringir su consumo.

Nombres empleados que pueden indicar presencia de glutamato monosódico:

  • Potenciador de sabor
  • E-621, E-622… hasta el E-630
  • Proteina hidrolizada vegetal
  • Levadura autolizada
  • Guanilato sódico
  • Levadura hidrolizada
  • Extracto de levadura
  • Ribonucleótido de disodio
  • Inosinato de sodio
  • Extracto de soja
  • Proteína aislada

En el caso de las levaduras, se incluyen porque el proceso de obtención más común de glutamato monosódico es mediante fermentación.

Situaciones donde la ingesta de glutamato puede ser perjudicial:

  1. Depresión.
  2. Esquizofrenia
  3. Astenia general (cuadro clínico diagnosticado)
  4. Fibromialgía.
  5. Trastorno de hiperactividad y déficit de atención.
  6. Hipertensión.
  7. Migrañas
  8. Cefáleas en rácimo
  9. Si estas tomando benzodiacepinas (el glutamato causa el efecto contrario)
  10. Si tomas GABA (ácido gammaaminobutírico). El GABA inhibe la excitación celular, el glutamato recordad que hace todo lo contrario.
  11. Insomnio

Posibles síntomas que indican hipersensibilidad al glutamato monosódico, horas después de su ingesta o incluso durante la misma:

  • Dolor de cabeza
  • Parpadeo excesivo
  • Nerviosismo
  • Problemas para dormir
  • Aumento del apetito
  • Agobios
  • Sequedad bucal

Alimentos que contienen glutamato monosódico como aditivo:

  • Pepinillos de bote, aceitunas, encurtidos, patatas chips, cóctel de frutos secos, cacahuetes salados, almendras garrapiñadas, pipas de girasol, doritos, cortezas de cerdo, cortezas de trigo, gusanitos, salsas envasadas, comidas precocinadas, pizzas congeladas, palitos de merluza.

Hay más, de todos modos fijaros en la etiqueta, no tienen porque llevarlo.

Espero que os sirva de ayuda. ¡A seguid san@s no lo olvidéis!

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario