Conoce las plantas digestivas

Las plantas que favorecen la digestión son popularmente conocidas como “digestivas”. Entre ellas las hay que contienen enzimas proteolíticas (como la papaya) capaces de “romper” las proteínas en aminoácidos, aquellas que contienen aceites esenciales y otros principios activos capaces de estimular las secreciones digestivas (como la manzanilla común) o incluso las que favorecen la digestión de las grasas favoreciendo la producción de ácidos biliares y estimulando el flujo biliar (como la alcachofera y la cúrcuma). Conozcamos estas maravillosas plantas un poco más en profundidad.

Mejores plantas digestivas

Papaya (Carica papaya L.)

Los preparados de papaya se producen a partir del látex que se obtiene de los frutos y deben su acción digestiva a su contenido en enzimas proteolíticas, como la papaína o la quimopapaína A y B, entre otras.

Habitualmente esta es una de las plantas que se usa para el tratamiento de las dispepsias, la úlcera péptica, la gastritis y la insuficiencia pancreática exocrina. La medicina popular también la usa para tratar infecciones por parásitos intestinales.

Dosis diaria recomendada: Se comercializan distintos tipos de productos que contienen papaya, la dosis recomendada de esta planta digestiva variará según la preparación específica que se use.

Manzanilla (Matricaria recutita)

Las inflorescencias recolectadas en el momento de la floración contienen hasta un 1% de aceite esencial, así como flavonoides (luteolina, quercitrina, rutina, etc.), lactonas sesquiterpénicas, mucílagos, hidroxicumarinas, ácidos fenólicos y taninos.

Es una de la plantas digestivas más populares. Favorece la producción de jugos gastrointestinales, relaja la musculatura lisa y ejerce un efecto protector sobre la mucosa digestiva. Además, su aceite esencial posee un potente efecto antiinflamatorio, así como un ligero efecto sedante.

Dosis diaria recomendada: 3 gramos de planta/150 ml de agua (infusión), 3-4 veces al día; 3-6 ml al día de extracto fluido (1:2; 50% etanol) o 50 a 300 mg, 3 veces al día, de extracto seco.

Alcachofera (Cynara scolymus)

Las hojas de la alcachofa poseen una larga historia de uso como ayuda digestiva y remedio hepático. El consumo de esta planta favorece la producción de los ácidos biliares, mejora la digestión y reduce los lípidos sanguíneos.

La cinarina, uno de sus principios activos, tiene propiedades coleréticas y colagogas, es decir, estimula la producción de bilis en el hígado y favorece posteriormente su vaciado hacia la vesícula biliar, lo que apoya la digestión de las grasas.

Contraindicaciones: Se debe evitar su uso en caso de obstrucción de las vías biliares.

Dosis diaria recomendada: de 8 a 16 gramos de polvo de hojas al día o la cantidad equivalente de otras preparaciones (p.e. 200-400 mg al día de extracto 40:1, estandarizado para un mínimo de un 2,5% de cinarina).

Cúrcuma (Curcuma longa)

La raíz de cúrcuma ha sido utilizada como remedio tradicional para tratar trastornos digestivos como la gastritis y la hiperacidez. Este uso popular ha sido respaldado por estudios recientes que indican cómo actúa aumentando la producción de mucosa y protegiendo las paredes del estómago.

Su consumo estimula el flujo biliar hacia el intestino, lo cual apoya la digestión de las grasas de la dieta.

Contraindicaciones: No usar durante el embarazo, ni en caso de obstrucción de las vías biliares. En presencia de cálculos biliares, será necesario un control médico adecuado.

Dosis diaria recomendada: de 300 a 1.200 mg al día de extracto estandarizado de raíz de cúrcuma (estandarizado como mínimo a un 95% de curcuminoides).

Hinojo (Foeniculum vulgare Mill.)

Esta es una de las plantas que destaca por su capacidad para equilibrar las funciones del sistema digestivo.

Relaja la musculatura lisa del cardias (“cierre” superior del estómago), con lo que se favorece la expulsión de gases, aliviando la hinchazón abdominal. También aumenta la producción de los jugos gastrointestinales, estimulando la digestión, y tiene efectos antiespasmódicos.

Dosis diaria recomendada: de 5 a 7 gramos al día en infusión o la dosis equivalente en otros preparados.

Menta (Menta piperita)

Se considera un carminativo (agente que alivia la flatulencia). Un estudio demostró cómo la combinación del aceite de hoja de menta piperita con el aceite de semilla de Alcaravea (Carum carvi L.) es efectiva para pacientes con dispepsia. Posteriormente, un estudio doble ciego confirmó el mismo efecto positivo de dicha combinación, comprobando además que es muy bien tolerada por el organismo.

Dosis diaria recomendada: de 1,5 a 3 gramos en 150 ml de agua, 3 veces al día (infusión), o bien 2-3 ml de tintura (1:5; 45% etanol) 3 veces al día. En caso de emplear el aceite de menta (Mentha piperita): de 0,2 a 0,4 ml de aceite administrado dos veces al día, con las comidas.

 

Autor: Mikel García Iturrioz, Director Técnico del Herbolario Online Misohi Nutrición.

Referencias

  1. Kraft K. Artichoke leaf extract—recent findings reflecting effects on lipid metabolism, liver and gastrointestinal tracts. Phytomedicine 1997;4:370–8 [review].
  2. Kirchhoff R, Beckers C, Kirchhoff GM, et al. Increase in choleresis by means of artichoke extract. Phytomedicine 1994;1: 107–15.
  3. Thamlikitkul V, Bunyapraphatsara N, Dechatiwongse T, et al. Randomized double blind study of Curcuma domesticaVal for dyspepsia. J Med Assoc Thai 1989;72:613–20.
  4. Schulz V, Hänsel R, Tyler VE. Rational Phytotherapy:A Physician’s Guide to Herbal Medicine. 3rd ed, Berlin: Springer, 1998, 168–73.
  5. Freise J, Kohler S. [Peppermint oil-caraway oil fixed combination in non-ulcer dispepsia – comparison of the effects of enteric preparations]. Pharmazie. 1999; 54(3):210-5 (in German)
  6. May B, Kuntz HD, Kieser M, Kohler S. Efficacy of a fixed peppermint/caraway oil combination in non-ulcer dyspepsia. Arzneim Forsch. 1996;46:1149-53.
  7. Westphal J, Hörning M, Leonhardt K. Phytotherapy in functional upper abdominal complaints. Results of a clinical study with a preparation of several plants. Phytomed. 1996;2(4):285-91.
  8. Blumenthal M, Busse WR, Goldberg A, et al. (eds). The Complete German Commission E Monographs: Therapeutic Guide to Herbal Medicines. Austin: American Botanical Council and Boston: Integrative Medicine Communications, 1998, 425–6.
  9. 9. Weiss RF. Herbal Medicine. Beaconsfield, UK: Beaconsfield Publishers Ltd, 1988, 185–6.

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario