Como identificar y prevenir el déficit de vitamina D

Artículo original y perteneciente a Nutrición sin más

Enlace hacia el artículo original: http://nutricionsinmas.com/falta-de-vitamina-d/

La vitamina D es una sustancia totalmente necesaria para que el cuerpo pueda cumplir con las funciones vitales, sin embargo muchas personas carecen de ella porque no obtienen las cantidades que son recomendadas.
Solamente en Europa un 70% de las personas no tienen los niveles óptimos de vitamina D.
Si no quieres ingresar a este grupo, conoce los principales síntomas y causas de la carencia de vitamina D y prepárate para prevenir este factor de riesgo de enfermedades como la osteoporosis.

La vitamina D es liposoluble, por tal motivo, el cuerpo puede almacenarla durante largos periodos de tiempo.
Se trata de una hormona esteroidea encontrada en los alimentos de dos formas diferentes:
• Ergocalciferol o vitamina D2: encontrada principalmente en los alimentos de origen vegetal.
• Colecalciferol o vitamina D3 o: la forma más activa de vitamina D encontrada mayormente en alimentos de origen animal.

Al momento de entrar la vitamina D en nuestro cuerpo, pasa por dos procesos para ser convertida en una sustancia eficiente.
En primer lugar, la vitamina D es convertida en calcidiol en el hígado y posteriormente a los riñones, donde es transformada en la forma activa llamada calcitriol.
La vitamina D participa en distintos procesos celulares y por este motivo todas las células del organismo están dotadas de un receptor de vitamina D para poder recibir y ejecutar las órdenes de esta última.

vitamina d quimica

Estructura química de la vitamina D

¿Cuánta vitamina D diaria se necesita?
La cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina D, depende de diversos factores, en los que están incluidos el tiempo de exposición al sol y la edad de la persona.
Según el Institute of Medicine, la cantidad diaria recomendada de vitamina D según la edad sería la siguiente:
• Niños de 0 a 12 meses: 400 UI.
• Niños y adultos de 1 a 70 años: 600 UI.
• Ancianos y mujeres embarazadas o lactantes: 800 UI.
Otros expertos en la materia consideran que las cifras no son las correctas para garantizar un nivel favorable de vitamina D y hay estudios que afirman que la dosis apropiada es de 1120UI a 1680UI.

Sin embargo, lo que está claro es que nunca deben ser superadas las 4000UI al día de vitamina D.

¿Cómo identificar si tienes carencia de vitamina D?
La deficiencia de vitamina D usualmente afecta a los niños, mujeres, ancianos y personas de piel oscura.
Su identificación no es fácil, la única forma de reconocer si una persona tiene bajos niveles de vitamina D por debajo de la cantidad recomendada es mediante análisis de sangre que valoren los niveles de calcidiol, llamado también 25 (OH) D.
Según el Institute of Medicine, las siguientes cifras pueden determinar si sufres carencia de vitamina D:
• Calcidiol igual o menor a 12 ng/ml: deficiente vitamina D.
• Calciciol menor de 20 ng/ml: insuficiente vitamina D.
• Calcidiol igual o mayor a 20 ng/ml: suficiente vitamina D.
Valores por encima de 50 ng/ml es considerado un nivel excesivo de vitamina D, motivo por el que podría tener varias repercusiones en la salud.

Causas de la carencia de vitamina D
La carencia de vitamina D depende mucho de distintos factores, de los que se incluyen:

Tiempo de exposición al sol
El tiempo que exponemos nuestra piel al sol, el lugar donde vivimos, el cambio de estación o distintos factores climatológicos influyen de forma notable en los niveles de vitamina D. El uso de ropa larga y las cremas solares también dificultan la obtención de vitamina D que nos proporciona el sol.
Enfermedades
Algunas enfermedades impiden la absorción adecuada de la vitamina D.
Ingesta de medicamentos
Ciertos medicamentos, como los corticoides, antiepilépticos o antirretrovirales también pueden inhibir la absorción de vitamina D al ser tomadas durante largos periodos de tiempo.
Otros
Eventos como la lactancia, el tono de piel y la obesidad son factores que perjudican la obtención de vitamina D.

Consecuencias de la carencia de vitamina D
La carencia de vitamina D a largo plazo puede ocasionar problemas de deformación de huesos en adultos y niños (osteomalacia y raquitismo), mayor riesgo de caídas y fracturas, deterioro del tejido óseo (osteoporosis) y mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, esclerosis múltiple, hipertensión o diabetes.

vitamina d¿Cómo puedo prevenir la carencia de vitamina D?
Para conseguir los adecuados niveles de vitamina D, es importante la exposición de la mayor superficie posible de piel al sol, pero sin quemarnos ni abusar de ello.
Los alimentos son otra fuente de vitamina D que podría ayudarnos a la prevención de la carencia de esta tan importante sustancia.
Incrementa el consumo de hígado de pescado y alimentos enriquecidos con vitamina D, el pescado graso, cereales y lácteos, yemas de huevo y hongos.
Los suplementos de vitamina D son también una opción ideal para incrementar los niveles de vitamina D en la sangre.

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 comments to this article

  1. noemi ester bisignano

    on 23 agosto, 2016 at 9:03 PM - Responder

    Me gustarìa me tengan informada por ser una persona epileptica, estoy operada de tiroides y como si esto fuera poco tengo artrosis de columna – hernia de disco-
    Completita.

Deja un comentario