Alkilgliceroles – Definición y uso

En esta ocasión traigo un artículo, un poquito más técnico de lo normal, sobre una de las sustancias que según los expertos, son de vital importancia en la lucha contra antígenos tumorales. Los alkilgliceroles constituyen una fuente natural de defensas frente a diversos patógenos e inhiben el crecimiento de células cancerígenas.

¿Qué son los alkilgliceroles en realidad?

Como indica su raíz, se tratan de ácidos grasos, que se encuentran en mínimas concentraciones en nuestro cuerpo. Según las investigaciones, en las que encontramos dos orígenes, (en los cuáles, uno de ellos sugiere que los alkilgliceroles se extrajeron hacia el año 1922 del hígado de tiburones adultos, y el otro origen está relacionado con los estudios realizados por médicos suecos que los extrajeron de la médula ósea de terneros en el año 1950) los alkilgliceroles tienen la capacidad de estimular el sistema inmunológico.

Además de esto, colaboran en tareas de detoxificación, especialmente metales pesados provenientes de la dieta y tienen un papel importante en el desarrollo de una microbiota intestinal saludable.

¿Por qué se utilizan?

A pesar de ser un nutriente poco conocido por los profesionales de la nutrición ortomolecular, en parte por sus efectos anticancerígenos que muchas farmacéuticas no quieren comprobar, en éstos dos últimos años se aplican sus propiedades en muchas personas inmunodeprimidas.

Su papel inmunomodulador no es del todo bien conocido, pues los que comercian con alkilgliceroles en forma de suplemento defienden sus virtudes anticancerígenas, debido a que los alkilgliceroles taponan las vías de proliferación de las células tumorales. En el libro ´´Antienvejecimiento con nutrición ortomolecular´´ se citan algunos estudios que apoyan dicha afirmación. Como me resultaba escaso, os traigo algunos de ellos como éste encontrados por la red, donde se demuestra que el aporte de alkilgliceroles como suplemento, logra reducir el daño a los tejidos provocados por el cáncer, incluso una recuperación más temprana y llevadera en pacientes que han pasado por quimioterapia.

En este estudio, realizado en animales de laboratorio, la aplicación de dosis pequeñas de alkilgliceroles estimulaba la acción de los macrófagos y modulaba los procesos inflamatorios en los mismos. Esto me hace pensar que puede ser un suplemento muy interesante como afirma Felipe Hernández Ramos en su libro, de lectura obligatoria.

Aquéllas personas que sean susceptibles a sufrir ataques de asma o a las que se les haya diagnosticado algún tumor, el aporte de alkilgliceroles resulta ser un coadyuvante en el proceso de recuperación. La ingesta recomendada es de unos 250 mg para los casos anteriores. Se puede adquirir por la red si no me equivoco, en perlas o cápsulas blandas. Será de obligatorio cumplimiento asegurarnos que las perlas son de alta calidad, pues al ser extraído de tiburones principalmente, y por ser en esencia una grasa, hay muchas posibilidades de que esté contaminado.

Espero que os sirva de ayuda compañer@s.

¡A seguid san@s no lo olvidéis!

 

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario