Adelgazar sin dieta ni ejercicio – ¿Es posible?

Resumen: Muchas son las personas que ya han probado de todo para adelgazar y siguen sin ver resultados satisfactorios. Por fortuna o por desgracia, existen cientos de productos milagrosos que prometen adelgazar en cuestión de días y semanas, el 98 por ciento inútiles. Ahora bien, un fármaco muy conocido recetado para personas diabéticas, llamado metformina, cuyo principio activo es la galegina, extraída de una planta, ha demostrado tener resultados sorprendentes para adelgazar. Especialmente en aquéllos individuos que sufren obesidad o resistencia a la insulina.

Adelgazar con pastillas ¡Toma ya!

Sorprendentemente podríamos decir que sí, hay pastillas que ayudan a adelgazar. En este artículo vamos a hablar de la metformina y su principio activo característico que le dota de ese poder adelgazante, llamado galegina.

No es de extrañar que habiendo fármacos para tratar cualquier tipo de dolencia y malestar, no hayan diseñado a estas alturas uno que promueva la pérdida de peso. Los hay. Ahora bien, al tratarse de un fármaco no lo vamos a ver publicitado en cientos de lugares como un batido de proteínas o un paquete de galletas integrales.

La metformina se utiliza para tratar la diabetes mellitus tipo 2, es decir, la que no requiere de inyecciones de insulina. Este fármaco tiene efectos antihiperglucemiantes, ojo al detalle, no hipoglucemiantes. Me explico:

Anitihiperglucemiante quiere decir que evita niveles altos de azúcar e hipoglucemiante quiere decir que baja los niveles de azúcar. La metformina solo causa lo primero, de esta manera no promueve el hambre ni las bajadas bruscas de azúcar, que es algo bastante negativo para nuestro organismo. Eso la ha convertido en un fármaco muy interesante para tratar la diabetes tipo 2 y mejorar la calidad de vida de estas personas. En pacientes que sufren obesidad grave, de índices de masa corporal superiores a 40, también se les receta, pues la resistencia a la insulina que la mayoría de estas personas padecen, es causante de las ganacias exageradas de peso.

No puedo olvidar deciros que la metformina tiene unos efectos secundarios muy soportables y poco problemáticos. Haciéndola todavía más interesante.

¿Qué hace la metformina en realidad para adelgazar?

Aquí viene el apartado técnico, mi favorito y es obligatorio comentarlo. Si no fundamento lo escrito, el artículo carece de credibilidad.

La metformina lo que hace es inhibir la absorción de azúcares en el intestino y potenciar la acción de la insulina. Esto lógicamente favorece en buena medida la pérdida de peso. La metformina es conocida actualmente como el único medicamento capaz de prevenir las enfermedades cardiovasculares provocadas por la diabetes.

No puede trabajar sin la acción de la insulina. Cuando las dos están presentes, las células musculares se vuelven mucho más sensibles, incrementando la utilización de la glucosa. Esta es una de las razones por las que se utiliza en nutrición deportiva de competición. Los fisioculturistas utilizan metformina en etapas de volumen.

Los diabéticos utilizan aminoácidos y grasas como fuente de combustible 3 veces más que un individuo sano. Al tomar metformina, ésta inhibe la gluconeogénesis, que es un proceso metabólico que tiene lugar en el hígado, mediante el cuál este transforma proteínas y grasas en glucosa. De este modo, el combustible principal que queda por descarte es la glucosa circulante.

¿De dónde se extrae la metformina?

El principio activo de este medicamento se extrae de una planta denominada Galega officinalis. Esta planta se utilizaba en la antigua Grecia para tratar trastornos de sobrepeso, dislipemia e hiperglucemias. Ahora bien, aunque pueda servir para adelgazar, el efecto de la planta no es tan notable como lo es la metformina. Eso sí, la pérdida de peso mediante el consumo de la planta ha sido efectiva en animales de laboratorio, aquí tenéis el estudio.

La planta además tiene otros efectos beneficiosos que la metformina no posee, como el efecto antibactericida y la ausencia casi completa de efectos secundarios. Añado a esto que este estudio comprobó si el consumo de esta planta afectaba negativamente la calidad de la lactancia en madres, y casualmente fue todo lo contrario, todos los efectos fueron positivos.

Tanto la planta como el medicamento tienen un valor crucial para las personas diabéticas y es la reducción del estrés oxidativo característico de las hiperglucemias. En la planta más marcado debido a su contenido en flavonoides, taninos y alcaloides naturales. Aquí lo tenéis estudiado.

Ventajas de la metformina para adelgazar

He reunido las ventajas de utilizar este fármaco a la hora de adelgazar, pero debemos saber que es un medicamento y su uso queda reservado en personas que verdaderamente lo necesiten.

  • Reduce la absorción de azúcares en el intestino.
  • Si se toma por la mañana reduce el apetito y la ansiedad por la comida durante la tarde.
  • Tiene efecto antihiperglucemiante y no hipoglucemiante.
  • No se metaboliza por el hígado, por lo que su toxicidad es nula en las dosis recomendadas, pasa inalterada por la sangre hasta el riñón.
  • Reduce los niveles de triglicéridos y el colesterol LDL.
  • Mejora la sensibilidad de nuestras células a la insulina al incrementar el número de receptores.
  • Se está investigando el consumo de metformina como coadyuvante en pacientes con cáncer de colon.
  • Disminuye el riesgo de complicaciones cardiovasculares.
  • Aumenta las posibilidades de quedar embarazada y atenúa la gravedad del síndrome del ovario poliquístico.
  • Estimula la pérdida de peso sin necesidad de ejercicio y dieta.

Desventajas de tomar metformina

Obviamente como cualquier fármaco, no está exenta de riesgos, para aquéllos que no necesitéis este fármaco pero queráis tomarlo para adelgazar, tened en cuenta lo siguiente:

  • Solo funciona 20 minutos antes de la comida, si se toma inmediatamente después de comer no se absorbe correctamente y pierde eficacia.
  • Los alimentos muy ricos en glucosa inhiben su acción.
  • No se debe combinar con anticoagulantes y antidepresivos.
  • Personas afectadas de tiroides o enfermedades del corazón deben consultar con su médico antes de consumirla, básicamente cualquier persona.
  • Al inhibir la gluconeogénesis va a favorecer la acumulación de algunos metabolitos en sangre, como el lactato, provocando una acidosis láctica que puede ser letal. Esto ocurre en casos de sobredosis.
  • No consumir si se está llevando una dieta cetogénica. No porque produzca hipoglucemia, que ya sabemos que no, sino que al inhibir la producción de glucosa en el hígado podemos tener un problema.
  • Puedes experimentar molestias estomacales y digestivas los primeros días de ingesta.
  • Es fielmente útil en trastornos metabólicos como diabetes, obesidad, dislipemia, resistencia a la insulina. En individuos sanos su uso es prescindible totalmente.
  • En etapas de volumen para deportistas, el consumo seguro no debe sobrepasar los 500 mg por toma, 3 veces al día. Si no se toma insulina exógena no sirve para fomentar la fase anabólica.
  • La toma conjunta de antibióticos con metformina puede perjudicar la eliminación de esta en el riñón.

 

Conclusión

Sus efectos son indudables, tanto en personas diabéticas como en deportistas. Exceptuando los primeros, que por cuestiones de salud los tienen que tomar, no me parece correcto utilizar este fármaco con otros fines, sabiendo además que a pesar de que sus efectos secundarios son minimamente xenobióticos, están ahí. La metformina se puede adquirir sin receta en algunos establecimientos, no debería decir esto. Se conoce como Diaben o Glucophage (comedor de glucosa).

Mi visión personal sobre este tema es que si necesitáis una ayudita con los kilos de más, apostéis por la planta, que se vende en algunos herbolarios en forma líquida. Unas 10 gotitas en la mañana son suficientes. Para el medicamento recordad que debe tomarse antes de las comidas y que si se van a seguir manteniendo hábitos inadecuados, no sirve de mucho.

No crea dependencia y puede venir genial para refrescar los receptores de insulina, sin abusar. Si no superamos los 500 mg por día, no tiene porque pasar nada.

Espero que os sirva de ayuda, no obstante, no incito de ninguna manera a consumir medicamentos sin ton ni son, tan sólo asesorar a algunas personas que si que puedan necesitarla. Si estáis sanos es mejor utilizar la planta, la práctica de actividad física y una correcta modificación de la alimentación.

¡A seguid sanos/as no lo olvidéis!

Mira esto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario